¿Qué es la Taxonomía Verde Europea?

Seguramente llevas ya tiempo escuchando la palabra taxonomía asociado a la sostenibilidad, un concepto que tradicionalmente se asocia con la biología, puesto que habitualmente se utiliza para hablar de sistemas de organización y jerarquización de organismos.

En el caso de la Taxonomía Verde Europea es un sistema de clasificación que pretende ayudar a identificar aquellas actividades económicas que puedan ser categorizadas como sostenibles, en base al cumplimiento de una serie de criterios ambientales que favorezcan la neutralidad climática y la lucha contra el cambio climático. Es un proyecto del Pacto Verde Europeo y la Comisión Europea para redirigir los esfuerzos financieros de las entidades de inversión hacia una economía basada en la protección de los recursos naturales y la descontaminación de nuestro planeta. Por tanto, la taxonomía verde está directamente relacionada con el nuevo concepto de finanzas sostenibles, lo que permitirá establecer un marco común de referencia para comparar en base a los mismos criterios los productos de inversión sostenible.

La clasificación se establece en función de la alineación con seis objetivos ambientales:

  • Mitigación del cambio climático
  • Adaptación al cambio climático
  • Uso sostenible y protección de los recursos hídricos y marinos
  • Transición a una economía circular
  • Prevención y control de la contaminación
  • Protección y restauración de la biodiversidad y los ecosistemas

Para que una empresa pueda averiguar si su actividad económica puede ser clasificada como sostenible debe acudir a la plataforma de Taxonomy Compass y seguir una serie de pasos:

  1. Localizar el equivalente europeo a su Código Nacional de Actividad Económica.
  2. Comprobar que dicho código forma parte del listado de actividades registradas por la taxonomía verde. Este proceso se denomina “Elegibilidad”.
  3. Verificar que la actividad contibuye sustancialmente a uno o varios de los objetivos arriba mencionados, que no causa un daño significativo sobre el medio ambiente y que establece garantías mínimas en materia de Derechos Humanos y derechos laborales. Con esto se determinará su “Alineamiento”.
  4. Tras este proceso de análisis, la empresa deberá reportar una serie de KPIs asociados al volumen de negocio, los gastos de capital y los gastos operativos, así como información cualitativa sobre cómo se ha llevado a cabo todo el proceso de análisis, y cómo la empresa contribuye a uno o varios de los objetivos ambientales que contempla la taxonomía verde.

Este proceso será objeto de verificación por un tercero independiente y permitirá acceder, además de a productos financieros privados relacionados con la sostenibilidad, a los llamados “bonos verdes europeos”, a través de los cuales los organismos públicos comunitarios ofrecerán ayudas financieras a las empresas para potenciar su apuesta por el desarrollo de soluciones respetuosas con el medio ambiente.

Si tu empresa está interesada en conocer si su actividad es considerada sostenible en el marco de la taxonomía verde o le interesa solicitar una ayuda económica basada en estos criterios, contacta con nosotros y te ayudaremos a entender y justificar su alineamiento con este sistema de clasificación.

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
Huella de carbono, calculo, reduzco y compenso
https://erreese.com/wp-content/uploads/2024/03/Erre-Ese-sello_micro_efr-ExA.png
https://erreese.com/wp-content/uploads/2022/10/Pie-de-página-web-Digitalización-UE.png
NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/ERRE-ESE-sello-efr_-color.png
Huella de carbono, calculo, reduzco y compenso