El análisis de materialidad es un proceso que permite identificar los temas de sostenibilidad más importantes para una organización. Sirve como de punto de partida para la definición de estrategias de sostenibilidad y para la elaboración de reportes como memorias de sostenibilidad o Estados de Información No Financiera.

De esta forma, a partir de los resultados del análisis de materialidad, una organización puede identificar sobre qué debe informar en sus reportes de sostenibilidad o sobre qué aspectos debe definir objetivos y acciones concretas en sus planes de acción.

 

Qué es la doble materialidad

En los últimos años ha cobrado fuerza un concepto relacionado con estos análisis: la doble materialidad. Tras la publicación de la nueva Directiva de Reporte de Sostenibilidad Corporativa (CSRD), este concepto es más importante aún, ya que las empresas obligadas a elaborar Informes de Sostenibilidad tendrán que disponer de un análisis conforme a este principio.

A la hora de realizar un análisis de doble materialidad, se deben considerar dos perspectivas:

  • Materialidad de impacto. Un tema de sostenibilidad es material desde la perspectiva del impacto cuando está vinculado con los impactos significativos de la organización sobre las personas o el medio ambiente (ya sean reales, potenciales, positivos o negativos) a corto, medio y largo plazo.
  • Materialidad financiera. Un tema de sostenibilidad es material desde la perspectiva financiera si puede conllevar efectos financieros significativos en la empresa (en su desarrollo, situación financiera, rendimiento financiero, flujos de caja, acceso a financiación, coste del capital, etc.) a corto, medio o largo plazo.

 

Fases

Las fases principales para la realización de un análisis de doble materialidad son:

  1. Comprensión del contexto y definición de la estrategia de implicación de los grupos de interés.
  2. Identificación de posibles temas materiales de sostenibilidad e impactos, riesgos y oportunidades
  3. Evaluación de impactos (materialidad de impacto) y evaluación de riesgos y oportunidades (materialidad financiera).
  4. Determinación del listado de asuntos materiales.

 

Beneficios

Realizar un análisis de doble materialidad aporta numerosos beneficios para las organizaciones, entre los que destacan:

  • Es un proceso de reflexión que promueve la comunicación interna y externa.
  • Mejora la relación con los grupos de interés y aumenta su confianza.
  • Permite identificar los impactos, riesgos y oportunidades más relevantes para tomar medidas al respecto.
  • Ayuda a optimizar recursos y centrar los esfuerzos en los aspectos prioritarios.
  • Facilita el cumplimiento de la Directiva CSRD y la próxima ley sobre Informes de Sostenibilidad.

 

Si tu empresa necesita realizar un análisis de doble materialidad, desde Erre Ese podemos ayudarte. ¡Contacta con nosotros!

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
Huella de carbono, calculo, reduzco y compenso
https://erreese.com/wp-content/uploads/2024/03/Erre-Ese-sello_micro_efr-ExA.png
https://erreese.com/wp-content/uploads/2022/10/Pie-de-página-web-Digitalización-UE.png
NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/ERRE-ESE-sello-efr_-color.png
Huella de carbono, calculo, reduzco y compenso