Conciliación, antes y después de la COVID-19

Esta semana tuvimos la oportunidad de participar en la primera mesa de diálogo virtual «Conciliación, antes y después del COVID-19» organizada por Cruz Roja Española en Valladolid y dinamizada por nuestra directora ejecutiva, Erika Cembranos, en el marco del Plan de Empleo de Cruz Roja, que trabaja para mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables, mediante la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social en los diferentes proyectos de empleo y prácticas formativas, y que busca con estas mesas dar voz a los principales aliados: las empresas.

Desde la declaración del estado de alarma, el Plan ha ayudado a reducir la brecha digital, mediar entre empresas y candidatos para ofrecer personal cualificado en los momentos de crisis y apoyar a las personas que lo tienen más difícil.

La mesa tuvo como principal objetivo sensibilizar sobre la importancia de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y fomentar la conciliación de la vida personal y laboral, generando un espacio de diálogo y reflexión sobre las experiencias de las diferentes organizaciones participantes en cuanto a la crisis de la pandemia y las soluciones que han aportado desde la empresa.

Rosa Urbón Izquierdo, Presidenta Provincial, inauguró la mesa destacando el valor la gestión de la diversidad y la atención especial que hace Cruz Roja al empleo de las mujeres, las grandes perjudicadas de muchas crisis, y haciendo un llamamiento a las medidas de conciliación y la corresponsabilidad, resaltando el foco en la situación de las mujeres antes y después de la pandemia del COVID-19. El Plan Cruz Roja Responde contempla otro de los grandes apoyos para los afectados de la pandemia, realizando más de 12.000 atenciones, mediante la aportación de personal laboral y voluntario.

Por otra parte, con su ponencia, Erika Cembranos resaltó la importancia de los conceptos básicos en gestión de la diversidad y ofreció datos reales y actuales sobre el impacto de la crisis del COVID-19 en la mujer. Se centró en la igualdad de oportunidades, los casos de discriminación indirecta que aún nos afectan hoy en día y los estereotipos y roles de género, incidiendo en que la mujer tiene más obstáculos para acceder al empleo de igualdad y que esta crisis ha incidido en este hecho. Se ha observado más paro y precariedad laboral, aumento en la violencia de género, aumento en las presiones sociales y los roles de familia con el confinamiento, incidiendo en las dificultades para teletrabajar de manera eficiente, porque las mujeres tienen ahora mayor responsabilidad en las tareas domésticas y de cuidados. En general, existen menos oportunidades y más desigualdad, lo que provoca mayores niveles de pobreza y exclusión social.

Pero también explicó la importancia de las medidas que se pueden llevar a cabo para contrarrestar estas situaciones, poniendo en valor la conciliación y la corresponsabilidad, y los beneficios de ser una empresa corresponsable. Esto implica aportar soluciones para ambas partes, empresa y persona, mediante planes de igualdad, implantación del Modelo efr, flexibilizando los mecanismos de conciliación y promoviendo que los hombres también se acojan a estas medidas. De esta manera, la empresa puede fomentar la retención y atracción del talento, reducir su absentismo, mejorar el clima laboral y la competitividad y obtener mayor reputación corporativa.

Finalmente, compartimos reflexiones en una enriquecedora mesa de diálogo. Los representantes de las diferentes empresas y asociaciones participantes insistieron en el aumento de medidas durante la crisis del COVID-19, como el teletrabajo, la flexibilidad horaria y la adaptación/reducción de la jornada, aumentando significativamente el número de hombres que se han acogido durante los últimos meses a esta medida.

Además, los participantes han aportado algunas claves en la gestión de la diversidad durante el escenario que vivimos por la pandemia:

  • Liderazgo y cultura organizativa.
  • Compromiso de las organizaciones.
  • Necesidad e importancia de la educación.
  • Empoderamiento de la mujer.
  • Mayores medidas de flexibilidad, mediante una visión integral e integrada.
  • El teletrabajo ha llegado para quedarse, pero es necesaria la planificación para su correcta ejecución.
  • Medidas de conciliación para todos, más allá de la responsabilidad parental o el cuidado de personas dependientes.
  • Ayudas y apoyo para el acceso de las mujeres a mercados industriales.

En este sentido, somos optimistas, entendemos que han habido grandes avances en la materia durante los últimos meses, principalmente con la flexibilidad y el teletrabajo, medidas que se han acelerado por la pandemia del COVID-19, pero ésta también ha causado mayores desigualdades e impacto negativo en las mujeres, por lo que es necesario la implantación de nuevas medidas, más avanzadas y más adaptadas a la mujer, fomentando el liderazgo responsable y una cultura organizativa enfocada en promover la gestión de la diversidad y el empoderamiento de la mujer, ofreciendo empleos dignos y estables, a través de planes como el de Cruz Roja y mesas de diálogo, como estas, que fomenten la sensibilización en las organizaciones.

 

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/CO2_CCR-2018.jpg
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/ERRE-ESE-sello-efr_-color.png
NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/ERRE-ESE-sello-efr_-color.png
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/CO2_CCR-2018.jpg