Cómo calcular la Huella de Carbono de una organización

28 noviembre 2013Erika Cembranos5

El cálculo de la Huella de Carbono de una organización permite conocer el conjunto de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por ésta, de forma directa o indirecta. Habitualmente, se realiza siguiendo alguno de los referenciales existentes en la materia. Desde Erre Ese te recomendamos GHG Protocol, por ser el más ampliamente utilizado. Además, puedes descargarlo aquí.
Los pasos a seguir para el cálculo de la Huella de Carbono según GHG Protocol son:

  • Definición de los límites organizacionales: La empresa deberá optar por el enfoque de participación accionaria, contabilizando las emisiones de GEI de acuerdo con la proporción que posee de la estructura accionaria, o el enfoque de control, contabilizando el total de las emisiones de GEI atribuibles a las operaciones sobre las que ejerce control. En este caso podrá considerarse control financiero (cuando existe capacidad para dirigir las políticas financieras y operativas con la finalidad de obtener beneficios económicos) o control operacional (cuando existe capacidad para introducir e implementar políticas operativas a nivel de operación).
  • Definición de los límites operacionales o alcances a considerar: Se establecen tres alcances (1, 2 y 3), siendo obligatorio el cálculo de los alcances 1 y 2 y opcional el alcance 3:
    • Alcance 1: emisiones directas que provienen de fuentes que son propiedad de o están controladas por la empresa.
    • Alcance 2: emisiones asociadas a la generación de la electricidad adquirida y consumida por la empresa.
    • Alcance 3: emisiones consecuencia de las actividades de la empresa que ocurren en fuentes que no son propiedad ni están controladas por la empresa
  • Identificación y cálculo de las emisiones de gases de efecto invernadero: para cada uno de los alcances establecidos se deben identificar las fuentes de emisión dentro de los límites organizacionales establecidos. Posteriormente, para cada una de las fuentes de emisión identificadas será necesario seleccionar el método de cálculo (balance de masa o mediante la aplicación de factores de emisión), recolectar los datos necesarios y aplicar la herramienta de cálculo.
  • Seguimiento en el tiempo: el objetivo último del cálculo de la huella de carbono de una organización debe ser reducir esta, por lo que es necesario realizar un seguimiento a lo largo del tiempo de su evolución. Para ello, será necesario establecer el año base (habitualmente el primer año de cálculo) y comparar el resultado obtenido con dicho año base, realizando los ajustes necesarios para asegurar la trazabilidad.

Si estás pensando en calcular la huella de carbono de tu organización y necesitas asesoramiento, contacta con nosotros. ¡Te ayudaremos!

5 comentarios

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/CO2_CCR-2018.jpg
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/ERRE-ESE-sello-efr_-color.png
NO TE PIERDAS NADASíguenos en las redes
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/ERRE-ESE-sello-efr_-color.png
https://erreese.com/wp-content/uploads/2019/12/CO2_CCR-2018.jpg