Cómo calcular la Huella de Carbono de un Producto

El cálculo de la Huella de Carbono de un producto no sólo permite conocer el conjunto de gases de efecto invernadero (GEI) asociados al ciclo de vida de un producto, sino que es una potente herramienta para detectar mejoras ambientales en el proceso, lo que repercutirá no sólo en una menor huella de carbono del producto, sino, generalmente, en importantes ahorros económicos.

Habitualmente, se realiza siguiendo alguno de los referenciales existentes en la materia. Desde Erre Ese te recomendamos PAS 2050:2011, por ser ampliamente utilizado y contar con una guía de apoyo que lo hace más accesible que otros estándares. Además, puedes descargarlo aquí.

Las principales etapas para llevar a cabo el cálculo de la Huella de Carbono de un producto según PAS 2050:2011 son:

1) Elaborar un mapa de procesos: Esta fase es fundamental, pues un mapa de procesos completo, que recoja de forma ordenada todas las etapas del ciclo de vida del producto, facilita las tareas de recopilación de datos y realización de cálculos.

2) Definir límites y prioridades: Se establecen dos opciones, el límite B2B (business-to-business) acaba cuando el producto abandona la organización en la que se ha fabricado; mientras que el límite B2C (business-to-consumer) acaba cuando finaliza la vida útil del producto (uso final y gestión de sus residuos). Estos límites deben estar en consonancia con lo indicado en la Regla de Categoría de Producto (cuando ésta esté disponible).

3) Recopilación de datos: Es necesario disponer de los datos de actividad (cantidades de material y energía implicadas en el ciclo de vida del producto) y de los factores de emisión (factores de conversión de los datos de actividad en emisiones de gases de efecto invernadero). Son preferibles los datos primarios (medidas directas) a los secundarios (medias o medidas generales). En esta etapa recomendamos el uso de formatos prediseñados que faciliten la recogida de todos los datos de manera secuencial.

4) Cálculo de la huella de carbono: No es ni más ni menos que el sumatorio de todos los productos “Dato de actividad x Factor de emisión” implicados en el ciclo de vida objeto de estudio. Realizar un balance de masas en este momento nos permitirá asegurarnos de que no hemos olvidado ningún flujo significativo. Si fuera necesario, es el momento de hacer asignaciones (por ejemplo, si una misma materia prima se emplea para hacer dos productos diferentes).

5) Comprobar la incertidumbre (opcional): Algunos consejos para reducir la incertidumbre del cálculo son reemplazar datos secundarios por datos primarios, mejorar la calidad de los datos secundarios o realizar una verificación externa de la huella de carbono.

Si estás pensando en calcular la huella de carbono de alguno de tus productos y necesitas asesoramiento, contacta con nosotros. ¡Te ayudaremos!

Fases HC Producto


Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Últimos Tweets

Dónde estamos

C/ Rastrojo, 1, local 8
47014 - Valladolid (España)
Tlf: 983 086 512

Mapa Erre Ese


Email: info@erreese.com


Erreese. Distintivo EFR. Fomento de la conciliación de la vida personal y profesional y la igualdad de oportunidadesErreese - huella de carbono 2016