Antropoceno, ¿el inicio de una nueva época?

El término Antropoceno fue creado por el holandés Paul J. Crutzen (premio Nobel de Química 1995), junto con el biólogo y geólogo americano Eugene F. Stoermer. Su primera aparición tipográfica fue en el año 2000 con un pequeño artículo titulado “The Anthropocene”, publicado en el Boletín de Información del International Geosphere-Biosphere Programme. Con este neologismo se quiere expresar que son cuantitativa y cualitativamente tantos los impactos de la actividad humana sobre la geología y la biología del planeta, que podemos decir que la Tierra ha entrado en una nueva época geológica, posterior al Holoceno (aún dentro del periodo Cuaternario y de la era Cenozoica).

El inicio del Antropoceno se situaría hacia 1950, y se fundamente en las siguientes evidencias (todas ellas, causadas por la actividad humana):

  • Erosión y transporte de sedimentos asociados con la colonización, la agricultura, la urbanización y el calentamiento global.
  • Perturbaciones de los ciclos del carbono, el nitrógeno, el fósforo y diversos metales.
  • Aumento de los niveles de CO2 en la atmósfera a la velocidad más rápida conocida, con consecuencias como el calentamiento global y el aumento del nivel del mar.
  • Acidificación y zonas muertas oceánicas.
  • Pérdida de biodiversidad, con tasas de extinción de animales y plantas muy por encima del promedio a largo plazo.

El Antropoceno es una nueva época geológica, por lo que se define en base a hallazgos en los estratos más superficiales de la corteza terrestre (incluido el hielo glacial), algunos de los más significativos (y curiosos) son éstos:

  • Elementos radiactivos de las pruebas de las bombas nucleares.
  • Contaminación plástica, que dejará registros fósiles identificables en pocas generaciones.
  • Esferas de carbono duras, no quemadas, emitidas por las centrales térmicas (que emplean combustibles fósiles).
  • Altos niveles de nitrógeno y fosfatos en los suelos, derivados del uso abusivo de fertilizantes artificiales.
  • Fósiles de pollo doméstico, debido a su cría y consumo masivo.

Si quieres que Erre Ese te ayude a reducir el impacto ambiental de tu organización, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Antropoceno | Erre Ese


Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Últimos Tweets

Dónde estamos

C/ Rastrojo, 1, local 8
47014 - Valladolid (España)
Tlf: 983 086 512

Mapa Erre Ese


Email: info@erreese.com


Erreese. Distintivo EFR. Fomento de la conciliación de la vida personal y profesional y la igualdad de oportunidadesErreese - huella de carbono 2016